Disculpanos, este parte de la página Web, todavía no está disponible en Castellano

Seguro de salud

En España, el seguro de salud pagado por el gobierno (Seguridad Social) está completamente
separado de las aseguradoras privadas.
 
Si usted quiere estar seguro de estar bien asegurado contra los gastos médicos en España, contrata
un seguro complementario de salud privado. Las ventajas de un seguro médico privado comparado
con la cobertura del gobierno español a través de la Seguridad Social son los siguientes:
 
• Habitación individual con cuarto de baño durante las hospitalizaciones
 
• Ningún o poco tiempo de espera para ver un especialista o para ser operado/tratado
 
• Acceso directo a especialistas; no necesita ser referido por un médico de cabecera, sino que puede
 
hacer una cita directamente (con excepción de un fisioterapeuta).
 
• No tiene que ser un residente legal de España o estar trabajando en España, siempre y cuando
usted pasa la mayor parte de su tiempo en el país.
 
• Libre elección de médicos, especialistas y hospitales que estén dentro del Cuadro Médico, que es
muy completo y extenso.
 
IMPORTANTE:
 
• ¡Tenga cuidado con los proveedores baratos de seguros privados! ¡Lo barato sale caro y a menudo
significa que muchas cosas están mal o simplemente no están cubiertos!
 
• Las aseguradoras privadas son instituciones puramente comerciales, que se reservan el derecho
de rechazar ciertos clientes. Esto ocurre frecuentemente cuando un cliente potencial tiene síntomas
existentes o padece de una enfermedad. No suspenda su seguro existente antes de que haya sido
aceptado en España.
 
• Para prevenir que alguien contrata un seguro de salud privado, cuando ya padezca de síntomas,
un cliente nuevo no tiene derecho a hospitalización, cirugía, investigaciones costosas y embarazo
durante aproximadamente 6 meses. La excepción es en caso de graves problemas médicos
imprevistos que claramente no podrían haber sido conocidos anteriormente (por ejemplo, ataque
cardíaco).
 
• Este período también se aplica a la cobertura del embarazo y el parto. Si ya está embarazada,
como nuevo cliente no puede hacer uso de la cobertura para este niño durante este período de
carencias. En ese caso, puede dar a luz perfectamente utilizando la Seguridad Social. Si se queda
embarazada de nuevo en un momento más tarde, estará cubierto como el período de carencia ya
habrá expirado.
 
• Síntomas existentes, discapacidades o potenciales problemas médicos siempre están
completamente excluidos de la póliza y en casos severos, incluso puede ser una razón para no ser
aceptado como nuevo cliente.
 
• La duración mínima de la póliza es de un año entero, por ejemplo, desde el 19 de enero de 2012
hasta el 1 de enero de 2013.
 
• La póliza se renueva automáticamente por la no notificación oportuna